URGENCIAS

/
0 Comments
Tema: Los privilegios de los políticos ante la ley, y el bien común inexistente cuando se trata de ellos.

Resumen: Al principio del texto menciona un ejemplo de pacientes y médicos, donde se resuelve una situación poniendo por encima el interés o bien común, al individual. Otro ejemplo que pone, es cuando un ciudadano tiene que renunciar a su propiedad porque una carretera pasa por algunos de sus terrenos. Sin embargo, la alcaldesa Rita Barberá es una corrupta que sigue conservando su escaño y otros derechos, es decir, esta corrupta se ha visto favorecida. Y finalmente el autor pide a sus señorías que recapacitemos sobre el tema.

Estructura: Dividiría al texto en 3 partes con algunas subdivisiones.
La primera sería el primer ejemplo en el cual se prima el bien común por encima del individual. Sirviendo esta a modo de introducción.
La segunda parte, englobaría desde la primera frase del segundo párrafo hasta finalizar el mismo. Ahora bien, dentro de este podemos subdividir partes. La primera sería la primera frase hasta el punto donde acaba, aquí se muestra otro ejemplo donde prima también el bien común por el individual, y el ciudadano tiene que acogerse al primero. La segunda sería desde el final de la frase hasta contribuyentes. Aquí solo nos cuenta lo que ha hecho la alcaldesa, no nos muestra su opinión de momento. Y una tercera parte, dentro de este desarrollo donde se muestra la subjetividad del texto. Nos muestra su disconformidad, y pregunta porque un derecho que es el que se llama bien común, tiene que estar por debajo del de la propia legislación.
Y una ultima parte donde nos muestra la tesis, y en donde manda un mensaje de reflexión.

Comentario crítico:
En el texto argumentativo Urgencias de Almudena Grande, nos muestra mediante una crítica inductiva subjetivista, la desigualdad ante la ley que hay entre un ciudadano de a pie, y un político/a. Los privilegios que reciben por serlo, y el bien común inexistente cuando se trata de ellos. Y es que realmente, este es un fenómeno y problema, que a día de hoy se presenta en numerosas charlas entre familiares, cuando ves el telediario...etc. Es decir, es algo que preocupa a muchos de nosotros.

La pura realidad, es que desde el Antiguo Régimen, en el que el ciudadano no tenía derecho, y siempre se veía desfavorecido ante la ley, no se preocupan del bien común, ni de lo que es lo mismo: el pueblo. Pues no era (ni es) un concepto que se había asimilado. Hoy día, a pesar de que vivamos bastante mejor que antaño, y estemos avanzados en algunos aspectos, como la ciencia, la tecnología, etc, seguimos viviendo en una época de desigualdad, donde los políticos, priman por encima del bien común. Es una vergüenza, que en pleno siglo XXI, y que después de todo lo que hemos vivido, dejemos que estas figuras sigan ejerciendo un régimen que nos desfavorece en todos los sentidos. En concreto, ahora hablamos de corrupción, de todos los casos, de paraísos fiscales, que ¡Señores! se han dado más de 123 casos de corrupción política. Una cifra desvergonzada para ser un país tan avanzado como somos. Lo peor de todo, es que la ley está hecha para los ricos, ¿No nos damos cuenta?
Si, un ladrón, que no tiene nada, que vive en la miseria, que no tiene que comer, y ni siquiera para mantener una higiene u hogar, (aunque citando la primera frase  del artículo 47  de la Constitución Española no da a entender la situación que ocurre hoy día: ‘’Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada’’) roba, al instante se reconoce, y se le impone un castigo. Y sin embargo si un político roba, y corrompe la ley (hablamos de un delito mayor), ¿Cuántos años tarda en salir a luz? (Y si sale…) Puede ser un año, dos, tres, cuatro..

Realmente, todo gira en torno a la política, somos sus borregos, acatamos sus órdenes, y juegan con nosotros. Ellos anteponen, y antepondrán su propio interés al bien común, pero si nos movemos, si protestamos, si mostramos nuestra disconformidad, si abrimos los ojos y despertamos, entonces, se producirá un pequeño cambio, que se convertirá en otro algo más grande, así hasta que lleguemos al punto de igualdad ante la ley, es con esto que nos satisfaceremos.



You may also like

No hay comentarios: