COMENTARIO I

/
0 Comments
Gregor sólo necesitó escuchar el primer saludo del visitante y ya sabía quién era, el apoderado en persona. ¿Por qué había sido condenado Gregor a prestar sus servicios en una empresa en la que al más mínimo descuido se concebía inmediatamente la mayor sospecha? ¿Es que todos los empleados, sin excepción, eran unos bribones? ¿Es que no había entre ellos un hombre leal y adicto a quien, simplemente porque no hubiese aprovechado para el almacén un par de horas de la mañana, se lo comiesen los remordimientos y francamente no estuviese en condiciones de abandonar la cama? ¿Es que no era de verdad suficiente mandar a preguntar a un aprendiz – si es que este «pregunteo» era necesario? ¿Tenía que venir el apoderado en persona y había con ello que mostrar a toda una familia inocente que la investigación de este sospechoso asunto solamente podía ser confiada al juicio del apoderado? Y, más como consecuencia de la irritación a la que le condujeron estos pensamientos que como consecuencia de una auténtica decisión, se lanzó de la cama con toda su fuerza. Se produjo un golpe fuerte, pero no fue un auténtico ruido. La caída fue amortiguada un poco por la alfombra y además la espalda era más elástica de lo que Gregor había pensado; a ello se debió el sonido sordo y poco aparatoso. Solamente no había mantenido la cabeza con el cuidado necesario y se la había golpeado, la giró y la restregó contra la alfombra de rabia y dolor. – Ahí dentro se ha caído algo – dijo el apoderado en la habitación contigua de la izquierda. Gregor intentó imaginarse si quizá alguna vez no podría ocurrirle al apoderado algo parecido a lo que le ocurría hoy a él; había al menos que admitir la posibilidad. Pero, como cruda respuesta a esta pregunta, el apoderado dio ahora un par de pasos firmes en la habitación contigua e hizo crujir sus botas de charol.

En este fragmento, podemos observar que el narrador toma el papel de Gregor, trata de defenderlo, y así nos ofrece el punto de vista del personaje. Este narrador hace una crítica sobre la figura del apoderado, el cual acaba de entrar en su pequeña casa, discutiendo sus conductas, y es de mencionar como uno de los temas principales de la obra, que este narrador concrétamente se queja de la autoridad que impone ante este. Aunque por otro lado, debido a la incapacidad para la comunicación, por el hecho de que están en habitaciones separadas, cualquier tipo de contacto se queda obstaculizado por una pared que separa ambos cuerpos.

Es con ello, con que mi determinación del tema teniendo en cuenta los parámetros anteriores es la siguiente: la crítica hacía el autoritarismo que ejerce el poderoso sobre él y la misma hacia sus conductas. Este tema es uno de los más frecuentes en el libros, además que tienen el fin de acercarnos hacia una serie de valores.

En esta obra Kafka recoge un sentido tanto social como existencial; siendo ambos vigentes en el texto. Pues intenta tanto explicar y dar su visión de una sociedad bajo el punto de vista de la indigencia, como el poco valor que tiene la vida.

El tema principal de la obra es la autoridad(como he comentando antes). Y con ello se refiere a la humillación a la que estamos expuestos ante un poder autoritario y frívolo, aquel que lo maltratara y le somete a su régimen. Además el apoderado es la figura perfecta en la crítica hacia el materialismo, pues este es el dueño de la fábrica, el que posee todas las riquezas, todo el almacén completo.
El jefe de Gregorio, es intolerante y exigente, pues de esta forma se presenta, carece de empatía. Ni tan solo podría haberse presentado en otro momento, o llamar al teléfono, sino que este nos muestra el reflejo de su autoridad, presentándose en su casa a la más mínima. Tanto es así, que parece ser que es el primero, o de los pocos días que Gregor haya faltado a su trabajo, era bastante responsable y aún así, el jefe lo trata así. Además como si no fuera poco, el apoderado ni si quiera se interesa por la posibilidad de haber caído enfermo, o por el hecho que le suceda, tan solo se interesa por sí mismo, reflejo de una sociedad egoísta que no mucho más tarde aparecerá en la historia,y por su familia.

Por otro lado, aunque no como tema fundamental de la obra, presenciamos toda una escena en la que entra un poderoso, y no tenemos prueba de diálogo, hecho que nos confirma el tema de la soledad en la que se sume el autor. Los nombres de sus compañeros de trabajo no parece conocerlos, pues ni si quiera en esta escena que es la que probablemente fuera idónea para nombrar a alguno de ellos, lo hace.Tampoco confirmamos que la relación con su jefe sea muy buena, más bien, parece ser estrictamente laboral, y tampoco tenemos constancia del nombre de jefe, tan solo recibe un nombre que da que pensar sobre la autoridad que rige; el poderoso. Además la falta de contacto físico entre estos dos, determinada por las paredes que lo separan, parece ser clave para señalar este tema, pues es tan solo el momento en el que el jefe lo ve y sale despavorido, aquel donde hay un contacto visual.

Y como último tema secundario metiéndonos en el terreno existencial y apartando el referido al individuo y sociedad, mencionamos la condena y la culpa. El primer tema es muy recurrente a lo largo de la obra, pues para Gregor la vida es una condena, un auténtico calvario, y suponemos, que es así desde que su cuerpo fue modificado. Gregor, al verse transformado en escarabajo, reacciona con indiferencia, pues simplemente el inexorable destino que le espera lo tiene asumido. Todo esto viene reflejado en todas las preguntas que divagan por la cabeza de Gregor (sin verbalización alguna) y que son una crítica constante al por qué de los sucesos que le surgen, así el individuo se muestra descontento ante el existencialismo. Yéndonos al segundo tema que es el de la culpa, lo podemos ver reflejado en la siguiente pregunta retórica: ¿Tenía que venir el apoderado en persona y había con ello que mostrar a toda una familia inocente que la investigación de este sospechoso asunto solamente podía ser confiada al juicio del apoderado? En esta pregunta retórica que se hace por su mente, Gregor nos muestra el sentimiento de culpabilidad que tiene consigo mismo por el hecho de hacer sufrir a su familia este escándalo.

Realmente todos estos temas tan recurrentes en las obras, son pura muestra del carácter autobiográfico de la obra, pues recordemos que Kafka estaba en desacuerdo con la sociedad actual, una sociedad autoritaria y que tenía un orden preestablecido que descontentaba a Kafka, es decir, hablamos del primer tema: la autoridad. Por otro lado, la soledad era una rutina diaria de Kafka, pues tuvo diversos problemas con su familia, además tampoco tenía amigos. Y con respecto al sentido existencial de la obra también está en relación con la visión de Kafka.

Para concluir este apartado, situamos a la obra en su planteamiento, pues tan ha pasado unas horas desde que Kafka se ha levantado, y nosotros los lectores hemos conocido de su metamorfosis. No mucho más tarde, Kafka, perderá su trabajo y comenzará a tener problemas con su familia.

Dando comienzo a las características formales del fragmento, comenzamos hablando de su narrador, un aspecto bastante peculiar en Kafka; se trata de un narrador omnisciente en 3 persona, aunque muchas veces se encuentra influenciado por Gregor, es decir, describe la novela desde una perspectiva 'Gregoriana', lo cual da pie a el engaño, en algunas ocasiones. Con respecto a los detalles, tenemos que decir que son minucioso y abundan las descripciones, es así, con nombre y adjetivos con lo que nos hace que la historia se pase más lenta y no predomine la acción, sino los pensamiento y las emociones. El autor con este tipo de narrador, nos trasmite una sensación de agobio, angustia y desorientación, pues así es como se siente y Gregor.

La estructura interna del texto es bastante sencilla, pues damos comienzo a una pequeña introducción con una puesta en situación escrita en la primera línea, a esto le sigue una serie de preguntas sobre el suceso ocurrido, y en seguida nos empieza a narrar la acción que ocurre, y como última parte podemos decir que es aquella parte en la que vuelve a haber un narrador.

El texto no presenta ningún tipo de alteración, flashabck o salto en el tiempo; pues es totalmente lineal. El espacio en el que se encuentra es cerrado y claustrofobia, una de las sensaciones que motiva al libro, es el sentimiento de soledad o aislamiento proporcionado por la disminución de elementos en la habitación.

Refiriéndonos a los caracteres que aparecen en el fragmento, determinamos como Gregor al protagonista de la historia. Este se levanta por la mañana y asume su metamorfosis y su transformación en insecto, algo que se le hace tedioso. Él no cesa de poner excusas como síntoma de una carencia de existencialismo, y pocas ganas de afrontar la vida, pues siempre esta quejándose de los problemas que le llegan, además de reconocer su existencia como ruina de todos. Por otro lado tenemos al apoderado, un ser autoritario, del que no tenemos datos a penas, no se muestra compasivo ante el estado de Gregor, y es uno de los simbolismo de egoísmo en la sociedad.

Y para finalizar con el comentario calificamos su texto de enrevesado, y complicado pues la sintaxis que utiliza no es sencilla, las oraciones subordinadas abundas y con bastantes proposiciones.
En sus narraciones predomina los detalles minuciosos, pues a veces dan una gran cantidad de adjetivos o nombres como aquí: Y, más como consecuencia de la irritación a la que le condujeron estos pensamientos que como consecuencia de una auténtica decisión, se lanzó de la cama con toda su fuerza.
Los recursos nos son muy abundantes aunque si encontramos algunos, como por ejemplo; Se produjo un golpe fuerte, pero no fue un auténtico ruido: una paradoja.
Otro de los recursos importantes son los simbolismo, como las botas de charol, que simbolizan una imagen de autoridad.



You may also like

No hay comentarios: