PÍCAROS Y CABALLEROS

/
0 Comments
El almuerzo- Diego Velázquez
Al hilo de mi última tarea realizada siendo esta la de  hacer una tabla comparativa sobre pícaros y caballeros, hoy tenemos un nuevo trabajo. Se trata de realizar una lectura minuciosa de dos fragmentos pertenecientes a distintas obras clásicas de la literatura española: el Lazarillo de Tornes y Don Quijote, después de dicha acción, tendremos que explicar un breve resumen sobre ellos y después comparar los diferentes personajes aparecidos en estos fragmentos.
Comencemos con mi primer análisis.
En el tratado 3  del Lazarillo, aparecen dos personajes principales, que son: Lazarillo de Tornes y el escudero. 
En este capítulo el Lazarillo, que ha entrado nuevo en la ciudad de Toledo, es muy pobre va mendigando por las calles, pidiendo limosna, con ello podemos observar un comportamiento desvergonzado, no le importa lo que piensen los demás, ni ganarse su honra.
Es más incluso cuando le insultan, porque sigue pidiendo limosna, él sigue intentándolo.
Todo esto acaba cuando se le presenta un escudero, que aparenta tener riquezas y posesiones. Lazarillo fue muy afortunado, y el escudero le eligió como amo. Este pensando que era un hombre rico y tiene posesiones, se va con él. Pues parece que tiene una buena fama. Pero Lazaro, al darse cuenta que ni le ofrecía comida ni su casa era muy lujuriosa, se da cuenta de que realmente el escudero intentaba aparentar que era adinerado, y un buen hombre, a diferencia de Lázaro, que no le importaba aparentar su clase social y su estado de hambruna. 
Por una parte, Lázaro parece ser una bueno y generoso, pues a pesar de no tener la suficiente comida como para alimentarse de el, le ofrece a el escudero. Por otra del escudero podemos decir que no era tan caballeroso en ese sentido, pues ni si quiera lo poco que pudiera tener de comida se lo ofrece, sumándole a ello que le dejo con el ''marrón'' del alquilar en su casa.

Después de este pequeño análisis, tenemos el fragmento del Quijote. Aquí, se representa la liberación de los galeotes.
En este texto, Sancho Panza y Don Quijote se hallaron con un agrupación de encadenados, los cuales estaban escoltados por 4 guardias. El protagonista, como siempre, todo un aventurero, andaba a la caza de nuevas hazañas en las que participar y pues esta no fue una menos.
Se decide por consultar la razón de su encadenamiento, y le responden que estos encadenados han acometido diversos
delitos. Para variar, nuestro caballero, al analizar los delitos que han cometido dichos sujetos, cree que son insignificantes, y que estos llamados delitos no pueden ser connotados de dicha forma. Aquí tenemos presente la figura más representativa del caballero, que es Don Quijote, se muestra como un héroe, él intenta sacar a unos presos de la cárcel e intentar hacer justicia, una justicia basada en su moral. Esta pequeña historia continúa con la petición por parte de Don Quijote de los encarcelados, y la negativa de los agentes por ponerlos en libertad.
Finalmente termina con la liberación de estos, los mismos amenazan a su salvador, prohibiéndole a este el poder contar la hazaña realizada, pues puede que ellos salgan perjudicados.
Vittore Carpaccio- Portrait d'un chevalier
Es en este punto donde creo que debemos de hacer otra pequeña reflexión sobre los personajes, en este caso sobre los liberados. Y es que estos últimos, solo velan por sus intereses (a diferencia del hidalgo), actúan en su conveniencia, pues al principio apelan a las emociones de Don Quijote y a posteri, en cuanto son liberados lo amenazan, y desvelando el final de esta primera parte como habréis podido adivinar más de uno, el caballero fue apedreado, y como ladrones le roban.

Para concluir con este análisis del texto, a pesar de que son libros que tienen bastantes diferencias, así como el carácter autobiográfico del Lazarillo de Tormes y en el Don Quijote son historias más fantásticas sobre caballería, sus narradores, y las diferentes formas de percibir el mundo de ambos autores, si tienen semejanzas, empezando por la figura del anti-héroe en ambos libros y su carácter lúdico en cierto modo, pues nos intentan enseñar una moraleja. 




You may also like

No hay comentarios: